¿Un juego de muñecas?

Si no somos capaces de cambiarnos nosotros de forma sistémica, no podremos llevar a escala cambios significativos y duraderos. Nuestra relación con nosotros mismos, con el otro, con la naturaleza deben de cambiar de forma profunda y significativa. Y eso se consigue expandiendo nuestras conciencias, pensando menos y sintiendo más. Despertando nuestro ser interior, entendiendo que somos parte indisociable de un todo.

Guillén Calvo

Agroeconomista y geógrafo, Guillen Calvo es cofundador de la «Plataforma Diversidad Biocultural y Territorios», cofundador del Foro «Origen, Diversidad y Territorios» y Director General para América Latina y el Caribe de la consultora INSUCO.

Guillén ha trabajado en más de 20 países y ha participado en la creación y el desarrollo de múltiples redes e iniciativas innovadoras, relacionadas con la sostenibilidad, la promoción de expresiones artísticas y culturales y la defensa de la diversidad.

Ha enseñado en universidades como la Sorbona de París, la Universidad Nacional de Medellín y la Pontificia Universidad Católica de Perú.

Actualmente es profesor en la Universidad del Externado en Colombia y miembro del grupo de investigación de Desarrollo Territorial y Sostenibilidad de la Universidad.

Ayúdanos a difundir este contenido

Un Comentario

  • Claudia Ranaboldo dice:

    Cuando pensamos en este Blog, pensamos en poder también articular las contribuciones y generar debates. Es lo que ocurre, en tándem, entre el articulo de Roberto Haudry y el de Guillen Calvo. Se pueden leer, identificando sintonías, en la óptica de una visión retadora de cambios.
    En lo personal, nunca me gustó mucho la idea de «escalamos tal iniciativa / tal proyecto a millones de personas», justamente porque las transformaciones ancladas en los territorios y en el patrimonio biocultural incluyen la consideración de diferencias importantes que no pueden ser enfrentadas en una lógica «fordista», medio mecánica. E incluyen trabajo en profundidad que involucren cambios en profundidad. Guillen nos provee de esta otra visión de cambios sistémicos a partir de nosotros mismos, respecto a la cual me siento muy identificada.
    Sigamos debatiendo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.