Invertir en una nueva ética basada en el bienestar de la naturaleza

Hemos leído con interés este artículo del WEF y queremos compartir con vosotros nuestras ilusiones, dudas y propuestas.

Roberto Haudry de Soucy

Especialista en desarrollo rural y territorial y docente de nuevas formas de cooperación internacional, y en innovaciones que facilitan la participación de los diferentes actores en el desarrollo de sus territorios, vinculando de esta manera a la empresa privada con gobiernos locales y nacionales.

Cristoph Baker

Escritor y ensayista nacido en Ginebra ha vivido y trabajado en Francia, Alemania, Estados Unidos e Italia. Ha sido coordinador nacional en Italia de la Campaña «Nord-Sud, biosfera, sopravvivenza dei popoli, debito».

Ayúdanos a difundir este contenido

12 Comentarios

  • Claudia Ranaboldo dice:

    La práctica de Juntanza incluye también análisis y reacciones a escritos, artículos o estudios, que se hayan publicado en otros espacios. La idea, sin embargo, es siempre aquella de sumar, respetuosamente, nuevas opiniones y tirar puentes para el diálogo. Éste es el caso de la nueva contribución de Baker y Haudry. La invitamos a leerla y por supuesto a comentarla.

  • Guillén Calvo dice:

    Felicitaciones a los autores ! Hace ya 20 años, el Millenium Ecosystem Assessment (precursor del IPBES – el panel intergubernamental para la conservación de la biodiversidad) planteaba los riesgos asociados a un escenario llamado «El jardín tecnológico» o techno garden. El artículo de Roberto y Christoph me hizo pensar en este trabajo que ya tiene sus años pero sigue siendo muy actual, el riesgo se materializó…estamos hoy cosechando los frutos del jardín tecnológico.
    https://www.greenfacts.org/en/ecosystems/toolboxes/scenarios-tg.htm
    Gracias por seguir removiendo ideas, lo necesitamos !
    Guillén

    • Claudia Ranaboldo dice:

      Mil gracias Guillen por esta reacción. Es muy importante para Juntanza en general y, en lo específico, para estimular el debate alrededor de este artículo. UN abrazo!

    • roberto haudry dice:

      Gracias Guillen

      Algunos elementos previos para la discusión sobre el uso futuro de los múltiples bienes y servicios del patrimonio natural podrían ser estos:
      i) No son sujeto de extracción sin reemplazo
      ii) No son cosas y menos aun mercancías ; son biomas parte de ecosistemas complejos, extraer un elemento sin considerar a los demás es como mínimo un error metodológico
      iii) la naturaleza se renueva sola pero lo hace lentamente; la acción humana puede acelerar la regeneración
      iv) las nuevas tecnologías son indispensable para aumentar la cantidad, calidad y diversidad del Patrimonio natural. Las viejas. también
      v) sabemos muy poco sobre ecosistemas i.e como se llaman e interactúan, creando vida vegetal y animal, las bacterias en un metro cubico de tierra en diferentes mosaicos de suelos. Más producción agricola requiere de mejores suelos creadores de vida durable y menos de cultivos artificiales
      vi) ok a nuevos modelos de negocios y a poner en valor productos no usados pero sin perder el “norte”: mas vida durable

    • roberto haudry dice:

      Gracias Guillen: algunos años antes Epicuro bautizó su escuela filosófica como el Jardin , promoviendo la diversidad y la frugalidad. En aquella época lo divino, lo natural , la ciencia y los hombres eran una solo cuerpo simbiótico. La hiper especialización y la tecno fascinación de los últimos 150 años nos han alejado del conocimiento sistémico y adormecido con cantos de sirenas como ser : que un cambio de procedimientos ,de modelos de negocios son suficientes para producir/ regenerar mas vida. Sin agua, sin suelos, sin biodiversidad no hay vida y mucho menos negocios sostenibles

  • Claudia Ranaboldo dice:

    Desde Guillen Calvo nos llega esta contribución:
    «Felicitaciones a los autores ! Hace ya 20 años, el Millenium Ecosystem Assessment (precursor del IPBES – el panel intergubernamental para la conservación de la biodiversidad) planteaba los riesgos asociados a un escenario llamado «El jardín tecnológico» o techno garden. El artículo de Roberto y Christoph me hizo pensar en este trabajo que ya tiene sus años pero sigue siendo muy actual, el riesgo se materializó…estamos hoy cosechando los frutos del jardín tecnológico.
    https://www.greenfacts.org/en/ecosystems/toolboxes/scenarios-tg.htm
    Gracias por seguir removiendo ideas, lo necesitamos!»
    Guillén

    https://www.greenfacts.org/en/ecosystems/toolboxes/scenarios-tg.htm

  • Rafael Lindemann dice:

    Felicidades a los autores!!!!

    Me encuentro muy de acuerdo con el ejemplo de Ruanda: para quitar el plástico de las vías acuáticas tiene más sentido apostar por soluciones pragmáticas que surgen de la voluntad política que de «soluciones» tecnológicas. El «greenwashing» se está desbordando, dando paso al nuevo paradigma de capitalismo verde legitimado por recetas tecnológicas supuestamente «mágicas». La tecnología no es ni gloriosa ni villana, pero es hora de que vele por los intereses de grupos rezagados y ecosistemas frágiles y no de los intereses de los poderosos de siempre…..

    • Claudia Ranaboldo dice:

      Gracias Rafael por tu aporte. Viniendo de una persona con tu compromiso y trabajo en el frente tecnológico, vale mucho. Esperamos que nos puedas contar un poco más de tus prácticas y reflexiones de los últimos años para que las podamos compartir desde JUNTANZA. Especialmente aquellas que tratan de conciliar conocimientos tradicionales de las personas mayores con ímpetus e innovaciones de las nuevas generaciones, en un franco compromiso hacia los espacios y actores que siempre fueron los perdedores.

    • roberto haudry dice:

      Gracias Rafael un sueño común es que estados ,organismos internacionales,… se inviertan seriamente en el apoyo a nuevas tecnologías sustitutivas de plásticos , energías fosiles y tantas otras porquerías ecocidas. Será que algún dia escucharemos , en la region LAC, algún gobierno ó partido determinado en apoyar las iniciativas de nuevas tecnologías y nuevos modelos favorables a mas vida que se alejen del modelo de consumo desenfrenado basado en las divisas de la exportación de materias primas ?

  • Paolo Groppo dice:

    Roberto Haudry y Christoph Baker escribieron recientemente un interesante artículo (Juntanza n.1), una especie de llamado a las armas, sobre el «ecocidio global» que el actual modelo capitalista, impulsado por las turbofinanzas, ha impuesto ahora en todo el mundo. En resumen, dicen los autores, “no se trata de inventar nuevos modelos de negocio con mejores tecnologías. Esto podría ser un trampolín para seguir haciendo más de lo mismo […] Más bien, se trata de reconstruir ecosistemas bióticos”.

    Personalmente creo que falta algo estructural en esta visión, lo mismo que falta en la encíclica papal Laudato Sì y en la mayoría de declaraciones o proclamas similares provenientes del mundo ecológico o de partidarios de figuras públicas como Greta Thunberg. Lo que falta es la reflexión sobre cuál es el mecanismo profundo que lleva al Hombre (varón) a abalanzarse sobre todo lo demás, aire, agua, tierra, suelo y subsuelo, siempre y sólo con una lógica de robo y de curto plazo.

    Me parece claro que esta lógica de conquista es hija de un patriarcado construido a lo largo de los siglos para subyugar a las mujeres en primer lugar y posteriormente, una vez dado este primer paso, se ha extendido a todo lo que pasó: el descubrimiento de América, la «conquista» de la Luna y luego la creciente carrera hacia los recursos naturales con las consecuencias que conocemos.

    Pensar en vencer al Hombre utilizando apelaciones científicas (como lo hace el GIEC) o milenaristas (como lo hacen los líderes religiosos), o compartiendo “ilusiones, esperanzas y propuestas” como lo hacen los autores antes mencionados, en mi opinión no llevará a ninguna parte, porque estos argumentos no tocan la base del poder en cuestión, que no está representado por las finanzas o artefactos similares, sino por un núcleo duro de poder (casi) intangible representado por el dominio masculino sobre la mujer.

    Es desde allí que debemos lanzar el ataque al corazón del poder, parafraseando un lema de los años 70: si no se socava la base del poder, seguramente no será a gritos como lo derribaremos.
    La centralidad de la batalla feminista es tan clara para los adversarios que han sido capaces de inventar un feminismo neoliberal, como para quitarle fuerza a los diversos grupos feministas progresistas y pequeños grupos que siempre muestran la eterna tendencia de la izquierda a dividirse en todo en lugar de aliarse contra el enemigo común.

    Hoy más que nunca es necesario unir fuerzas, no solo de las mujeres, para combatir el patriarcado desde nuestros hogares, dentro de nuestras relaciones de pareja, cambiando así las relaciones de poder a partir del ámbito doméstico, para quitarle poder al varón patriarcal y dar espacio y fuerza a todas las mujeres. Una revolución que empieza desde abajo, que necesitará su tiempo, pero que puede ir más allá de los muchos llamados retóricos a las armas que escuchamos todos los días. Si no cambiamos el poder patriarcal, que es el que dio origen al agronegocio, a las finanzas, a las multinacionales, todas unidas por el afán de hacer dinero, mucho, inmediatamente y a cualquier precio, pues si no llegamos a la raíz del problema, seguiremos queriendo ponernos una tirita para tratar un tumor.

    Hace años se concluía diciendo: la lucha continua, ¡la vitoria es cierta! Bueno, yo todavía lo creo.

    • Claudia Ranaboldo dice:

      Hola Paolo, muchas gracias por leer y escribir a Juntanza. Se me ocurre que tu comentario podría ser transformado en una contribución tuya sobre la evolución del ecofeminismo en un contexto de cambio climático y sostenibilidad. Las puertas de Juntanza están abiertas!

    • roberto haudry dice:

      Gracias Paolo : poner al centro todas las formas de vida y mandar a la periferia el afán por conseguir dinero- sin que importen las consecuencias – parece obvio y deseable. Pero cuesta encontrar partidos, gobiernos , liderazgos que lo prioricen y que se preocupen por los cómos y cuándos . Sirve un futuro deseable, un nuevo modelo de vida. Ya probamos con el modelo de desarrollo, con los varios crecimientos y nos equivocamos. Luchar es bueno, construir una alternativa posiblemente mejor .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Optionally add an image (JPEG only)