Marca de Calidad Territorial de Chauen: un proceso colectivo al servicio del desarrollo territorial con identidad cultural.

MARRUECOS, Noviembre 2016


 

En 2010, la ciudad de Chauen de 45000 habitantes, situada en el Rif Occidental de Marruecos, fue reconocida por la UNESCO, junto con otras tres ciudades mediterráneas, como Comunidad Emblemática de la Dieta Mediterránea. Este reconocimiento del territorio como titular de un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, encarnado en un conjunto de valores y prácticas relacionadas con la agricultura y la alimentación en el Mediterráneo, ha favorecido la aparición de una dinámica territorial de desarrollo asociada a su identidad cultural.

table-gouter-terroir-de-chaouen

Del paisaje a la mesa, el concepto de la Dieta Mediterránea es el conjunto de tradiciones, conocimientos y prácticas agrícolas, socio-culturales y culinarias de los países mediterráneos.

 

20160414-mdm-logo-frImpulsado por la Comuna Urbana de Chauen y un grupo de actores de la sociedad civil, esta dinámica ha dado lugar a numerosas acciones concretas que D&D ha acompañado y / o seguido: la creación de la Agencia Municipal para el desarrollo territorial, la definición de planes estratégicos de desarrollo para la comuna, el establecimiento de un observatorio de turismo, actualización y mejora de los elementos patrimoniales tangibles, creación circuitos turísticos integrados, creación de un museo de la dieta mediterránea, inclusión y participación en múltiples redes de intercambio internacional en el desarrollo territorial vinculado a la identidad cultural, etc.

 

plan-dmEn 2013, la Comuna Urbana de Chauen confió a D&D la definición participativa de un plan estratégico para la recuperación de la dieta mediterránea para la zona de Chefchaouen. Se compone de 4 ejes: I) la preservación y promoción del patrimonio, II) el fortalecimiento de capacidades, III) difusión y comunicación y IV) gobernanza. Entre muchas acciones, la creación de un signo distintivo para los productos y servicios del territorio relacionado con el patrimonio de la dieta mediterránea de calidad fue propuesto.

 

Gracias al apoyo de la cooperación española y a través del FAMSI (Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional), la Comuna Urbana de Chefchaouen ha puesto en marcha el proceso de creación de la Marca de Calidad Territorial (MCT) de Chefchaouen.

Los objetivos de la Marca de Calidad Territorial son múltiples:

  1.        Identificar y certificar los productos agroalimentarios, y artesanales, así como los servicios de restauración, como hoteles, casas rurales, restaurantes y , otros servicios ofrecidos por los operadores turísticos del territorio, que están comprometidos con la calidad y con la preservación  y mejora del patrimonio natural y cultural asociado a la Dieta Mediterránea.
  2.        Crear sinergias entre los principales sectores de actividad (y legal) del territorio, es decir, la agricultura local, la ganadería, el sector de transformación agroalimentaria, el de la artesanía y el turismo, para fortalecer el tejido económico y el territorio.
  3.        Instalar una dinámica de fortalecimiento de capacidades para los profesionales del territorio, desde un enfoque de solidaridad, calidad y ética.
  4.        Promover un desarrollo sostenible, local, justo y limpio.
  5.        Establecer un órgano de gobernanza transparente y de múltiples actores al servicio del desarrollo local.

 

Presencia continua y compromiso con Diversidad & Desarrollo

 

Diversidad & Desarrollo a lo largo del año 2016 ha acompañado el establecimiento del proceso de MCT y ha coordinado la consulta territorial para establecer las bases para la futura Marca de Calidad Territorial de Chefchaouen – Dieta Mediterránea.

Este trabajo se llevó a cabo en colaboración con la Asociación Talassemtane por el Medio Ambiente y el Desarrollo (ATED), el Consejo Provincial de Turismo (CPT) y la Agencia de Desarrollo Municipal de Chefchaouen (AMDC), con fondos del FAMSI.

 

El primer paso en el acompañamiento de D&D, presentado en el artículo del mes de febrero de 2016, consistió en:

  •           Llevar a cabo un estudio comparativo sobre procesos similares en Marruecos y otros países, para presentar a los actores presentes en el territorio los objetivos de este tipo de proceso y los ejemplos existentes en otros territorios. Este trabajo sentó una base para los primeros intercambios y discusiones sobre la definición de la Marca de Calidad Territorial de Chefchaouen.
  •           La definición de una hoja de ruta: gracias a su conocimiento detallado del territorio y de sus desafíos, así como a su experiencia y la red de D&D y de la plataforma de BC&T, hemos definido un conjunto de acciones a desarrollar durante un periodo de 3 años para implementar la MCT y asegurar su implantación, funcionamiento y sostenibilidad. Este plan de trabajo permitirá a los actores locales seguir el proceso de cerca y planificar la llegada de posible financiación (nacional o de la cooperación) de una manera coherente con la dinámica actual.
  •           La creación de un Grupo de Trabajo sobre la MCT: Este grupo de trabajo está compuesto por representantes de instituciones públicas como el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Cultura, el  de Turismo y el  de Artesanía, así como la Comuna Urbana de Chauen y el Consejo Provincial de Turismo. Participan también representantes de la sociedad civil y profesionales, tales como ATED y la Asociación de ADL, la red RIAM y Slow Food Marruecos. Este grupo de trabajo se ha reunido periódicamente y tiene como objetivo seguir y acompañar a las decisiones tomadas para la constitución de la MCT.
  •          12067116_10153622482774217_616710354_n-1 La definición del Reglamento de la MCT y de los Estatutos del Comité de Gestión de la MCT:  ​​a través de talleres de animación para la reflexión y el intercambio con los miembros del Grupo de Trabajo, D&D ha definido de manera concertada las principales líneas de funcionamiento de la marca: tipos de productos y servicios que la marca va a certificar, proceso de certificación, aérea geográfica de la MCT, propietario de la marca, elementos de comunicación, etc.
  •           La revisión de la legislación existente para crear una MCT: dicha marca no existe en Marruecos, aunque la ley define y reconoce la certificación de marcas colectivas. Este trabajo ha identificado las etapas de creación y de registro legal de la MCT Chefchaouen.

 

La implicación de los profesionales del territorio es determinante

 

Después de este primer paso, D&D ha continuado su trabajo con los profesionales del territorio, futuros beneficiarios y titulares de la Marca de Calidad Territorial de Chefchaouen. Para los profesionales, es decir agricultores y ganaderos locales, miembros de cooperativas, artesanos, restauradores, hoteleros urbanos y rurales, guías turísticos y agencias de viajes.

Este paso crucial tenía los siguientes objetivos: i) informar y educar a los profesionales sobre el proceso, sus objetivos y el interés de crear dicha marca en el territorio; ii) reunir a un grupo de profesionales por sector de actividad con el que trabajar en la continuidad; iii) reflexionar y definir conjuntamente la calidad de los productos y servicios que la MCT de Chefchaouen debe representar; iv) definir los criterios de evaluación para la constitución de 6 cuadernos de condiciones (uno por sector de actividad).

aceite-de-oliva-1

La implicación de los profesionales del territorio es fundamental porque la MQT debe ser una herramienta a su servicio, para una mejor integración en el mercado y para el desarrollo sostenible del territorio. Su apropiación y su participación en la creación y el funcionamiento de la MCT son fundamental. De manera diferente, la MQT podría ser una cáscara vacía.

Otro reto, igualmente importante, fue encontrar un equilibrio entre los objetivos en términos de estándares de calidad, las capacidades actuales de los profesionales y el contexto socio-económico y político. Imponer criterios demasiado ambiciosos, aunque deseables, puede excluir a la mayoría de los actores económicos del territorio, que no tienen los recursos y/o la capacidad para implementar los cambios necesarios para cumplir dichos criterios. Al contrario, la reducción a una mínima exigencia de criterios de calidad, daría a la MCT una imagen artificial y sería un engaño al consumidor, que espera ciertas normas de calidad, lo que, en este caso totalmente innovador en Marruecos, podría perjudicar tanto al territorio como al interés de replicar este proceso en otras regiones de Marruecos.

img_1291

Junto con un equipo de seis animadores, capacitados durante una intensa semana de formación en julio de 2016 y supervisados durante los cinco meses siguientes, D&D ha coordinado un gran trabajo de consultación a los profesionales de la provincia de Chefchaouen.

 

Los primeros intercambios, tras un proceso de información sobre el proceso de MCT, se centraron en las características de calidad que los profesionales de cada sector consideran que deben ser reflejadas en la marca, para que se pueda hablar de calidad territorial:

  •           Frescura y estacionalidad de los productos.
  •           Vínculo con los conocimientos locales y tradicionales.
  •           Higiene.
  •           Conservación de los recursos naturales.
  •           Producción con criterios ecológicos.,
  •           Origen de la materia prima.
  •           Aspecto visual exterior
  •           Consumo local tradicional.
  •           Remuneración y condiciones de trabajo justas.
  •           Organización democrática dentro de las cooperativas.
  •           Buena atención al cliente.
  •           Consumo de energía responsable.
  •           Gastronomía tradicional.
  •            Etc.

 

Estos intercambios no tenían como objetivo directo la definición de los criterios de las normas reguladoras, sino más bien empezar la reflexión sobre las diferentes nociones de calidad que pueden ser integradas en estos. Estos aspectos, todos deseables, fueron organizados por según la prioridad que suponían para cada sector, en función a la importancia que los profesionales les dieron, con el fin de empezar la definición de los que serán cuadernos de condiciones progresivos.

 

14801196_10154154554064217_621362052_nAntes de definir y discutir los criterios de calidad a integrar en dichas normas reguladores, se realizó un diagnóstico de los problemas (relacionados con los temas mencionados anteriormente) que se encuentran en cada sector a través de una serie de entrevistas individuales.

Se trataba de poner en perspectiva las discusiones sobre las diferentes nociones de calidad con el diagnóstico de cada uno de los sectores, permitiendo la formulación de una propuesta de 6 cuadernos de condiciones progresivos. Estas propuestas fueron discutidas posteriormente, alimentadas, cambiadas y complementadas por cada grupo de profesionales en talleres participativos.

 

En total, el trabajo de consulta territorial para la definición de las normas reguladoras logro organizar 35 talleres participativos, por sectores o mixtos y 90 entrevistas individuales, implicando a cerca de 120 profesionales del territorio de Chefchaouen.

Además, desde el comienzo de 2016, seis reuniones del Grupo de Trabajo acompañaron este proceso.

 

 

Lo seis cuadernos de condiciones de la Marca de Calidad Territorial:

table-produits-du-terroir

  •           Productos agrícolas frescos
  •           Productos agrícolas transformados
  •           Productos artesanos (diferenciados en productos tradicionales e innovadores)
  •           Restaurantes (diferenciados en restaurantes y puntos de restauración de Espacialidades Chaunies)
  •           Alojamientos (urbanos y rurales)
  •           Operadores turísticos

 

Estos cuadernos de condiciones incorporan criterios relacionados con la higiene, el origen de la materia prima (local), la estacionalidad y el respeto de los recursos naturales, el vínculo con el territorio, las prácticas y conocimientos ancestrales y la identidad cultural, la valorización de los productos de la tierra (terroir), de la artesanía local y del patrimonio natural y cultural, el apoyo a la agricultura local y familiar, el consumo de energía, etc.

Estos cuadernos de condiciones son progresivos, es decir, que proponen tres niveles de certificación. Un elemento gráfico permitirá al consumidor conocer a qué nivel de calidad está certificado el producto o servicio (similar al sistema de una estrella, dos estrellas, tres estrellas). Cada profesional puede elegir el nivel de certificación que desea, lo que incitará a un proceso de mejora continua.

20150516_172628Dado que uno de los objetivos de la marca es la creación de sinergias entre sectores de actividad,  que es también un elemento de calidad de la marca, el conocimiento y el intercambio entre los sectores ha sido fundamental en la formulación de los criterios. De hecho, los restauradores son dependientes de los agricultores pero los agricultores necesitan también a los restaurantes para planificar sus producciones, los operadores turísticos son dependientes de los restauradores, los hoteleros y los guías, etc. La participación de determinadas personas clave en los talleres de varios sectores, así como los intercambios diarios entre los animadores, jugaron un papel decisivo en la definición de las normas reguladoras que incorporan las lógicas y las limitaciones de cada sector para facilitar y fomentar sinergias. Por supuesto, esto no es un fin en sí mismo y los lugares de intercambio entre los profesionales de diferentes sectores tendrán que ser creados de una forma u otra gracias a su comunicación regular, fundamental para la creación de sinergias. La MCT y sus cuadernos de condiciones deben ser vistos como catalizadores…

 

Otro aspecto que tuvo que ser tenido en cuenta para definir los criterios de los pliegos de condiciones es la legislación vigente, principalmente en relación con las normas de salud y de seguridad alimentaria de los productos alimenticios, y el sistema de clasificación de los establecimientos de restauración y de alojamiento, vinculado a la estrategia del Ministerio de Turismo para la mejora de la calidad de los establecimientos turísticos. En el contexto de la creación de la MCT de Chaouen, la Comuna Urbana de Chauen será el propietario legal de la MCT. Consecuentemente, será legalmente responsable de la Marca y de los productos y servicios certificados. Por lo tanto, no es concebible que la Comuna Urbana pueda certificar productos o servicios de una manera u otra que no están en conformidad con la normativa definida por los servicios del Estado. Así pues, el desafío consiste en establecer una coherencia entre visiones de calidad que a veces resultan opuestas o que no tienen las mismas implicaciones para todos los profesionales. Esto teniendo en cuenta un sistema administrativo de ejecución de leyes todavía débil, sobre todo en una zona rural como la de Chefchaouen.

img_6517

Próximas etapas y perspectivas:

 

El proceso de creación de la MCT Chefchaouen ha hecho un gran avance este año 2016, pero ¡sigue siendo el comienzo del proceso! Muchas de las acciones aún tienen que ser implementadas y el proceso debe ser probado y ajustado siempre que sea necesario.

Aparte del registro legal de la MCT en la Oficina Marroquí de la Propiedad Intelectual, el siguiente paso es llevar a cabo las primeras certificaciones para cada uno de los sectores de actividades relativos a los 6 cuadernos de condiciones. Esto implicará, entre otras cosas, aplicar concretamente el dispositivo de evaluación y de certificación previsto en el Reglamento, traducir los pliegos de condiciones en tablas de evaluación, identificar a la persona o las personas responsables de llevar a cabo la evaluación en terreno de manera que se pueda garantizar una total transparencia.

La comunicación sobre el proceso de certificación también será decisiva. Los profesionales deben ser capaces de entender exactamente el interés de participar en este tipo de dinámica, pero también lo que implica en términos de cumplimiento de criterios de las normas reguladoras y el compromiso para el territorio. También, deben ser capaces de comprender con claridad el sistema de certificación y estar convencidos de su transparencia. Se necesitarán herramientas de comunicación, así como una amplia difusión y animación en el territorio, y por supuesto el fortalecimiento de las capacidades de los profesionales.

Además, la comunicación con el consumidor no debe ser pasada por alto. En efecto, si el consumidor no es consciente del compromiso de los profesionales certificados, no va a estar incitado a favorecer los productos y servicios certificados. Herramientas de comunicación en varios idiomas y ampliamente difundidas deben ser accesibles a los consumidores. Los consumidores no han sido integrados hasta ahora en el proceso de desarrollo de la MCT, siendo actores muy importantes dentro del proceso. Aunque no existe un grupo identificado de consumidores locales y los turistas se encuentran en nuestra región de manera puntual por definición, una plataforma en Internet para la recepción de la opinión de los consumidores podría ser una solución, a condición de que sea regularmente revisada y dinámica en las redes sociales.

img_3588

Por último, la sostenibilidad de la MCT debe pensarse bien, ya que la MCT no será viable si depende exclusivamente de la financiación externa. Es un tema fundamental, que se basa en diversas variables, tales como la capacidad de los profesionales para organizarse y comunicarse dentro de cada sector y entre sectores, así como de los mecanismos de autofinanciación para la MCT que todavía tienen que ser inventados.

Hoy en día los actores locales, tanto públicos como privados y asociativos, han realizado una reflexión basada en conceptos complejos como el vínculo con el territorio y sus patrimonios, el desarrollo local, la calidad de productos y servicios y la gobernanza territorial. Las herramientas y capacidades existen ahora para facilitar la toma de decisiones y la acción colectiva necesaria para la continuidad del proceso.

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *